Select Page

Limpieza sencilla y rápida de la mayoría de las manchas cotidianas

Quick Clean

La protección especial QUICK CLEAN permite una limpieza sencilla y rápida de la mayoría de las manchas cotidianas
(café, vino, zumo, ketchup, helado, bolígrafo*, etc.).

* No se aplica a rotuladores con tinta a base de alcohol.

Los tejidos con el sistema de protección Quick Clean tienen cada fibra rodeada con capa especial, que funciona como un escudo invisible contra las manchas. Aunque la mancha aparentemente penetra en la tela, en realidad permanece en la superficie de las fibras y por lo tanto se puede limpiar fácilmente. ¡Sólo limpie con una esponja y agua!

ELIMINACIÓN DE MANCHAS

Cuando se derrame un líquido no deseado, absórbalo inmediatamente con una toalla de papel con suaves toques. Gire la toalla de papel limpia de buena absorción varias veces o reemplázela de modo que la mancha no traspase de nuevo al tejido.

En el caso de sustancias más densas, como por ejemplo la pulpa de tomate, retire cuidadosamente la mayor parte de la sustancia de la superficie con un cuchillo para bistec. A continuación utilice una esponja húmeda limpia y limpie los restos de la mancha con ligeros movimientos circulares.

Absorba hasta secar el área limpiada con una buena toalla de papel absorbente. ¡Siempre utilice toallas de papel limpias! Repita el proceso si es necesario.

Si es necesario utilice una solución de detergente neutro suave (por ejemplo lavavajillas) para limpiar las manchas difíciles. Primero pruebe el efecto de la limpieza en una parte menos visible . Después de la limpieza, es necesario lavar el detergente con agua y secar el área que se ha limpiado.

Consulte con un servicio de limpieza profesional en caso de las manchas persistentes.